Cómo aplicar el mindfulness en tu negocio

Cómo aplicar el mindfulness en tu negocio


Tal vez ya has escuchado que hace falta estar bien enfocado para hacer próspero tu negocio. Aunque esto puede ser difícil cuando estás iniciando en el mundo del emprendimiento y sientes que eres la única que cree en esa visión realizadora de tu marca. 

Y es justo allí cuando quieres convertirte en una súper mujer capaz de todo, y el multitasking pasa a hacer la forma en la que hacemos todo..

Sí, puede que esta tendencia en que todas llegamos a tropezar en los primeros pasos de nuestro negocio, el “hacer-hacer-hacer”, sea una señal honesta de cuánto te importa tu marca, pero también puede que nos frustremos por perder la concentración en cada tarea que hacemos…

¿Sabes por qué? Porque tener un estilo de vida ajetreado puede hacerte perder ese enfoque. 

Imagina que tienes una batería que reúne y concentra toda esa energía que tienes disponible para un día. Se recarga cada vez que descansas, cada vez que duermes y te llenas nuevamente de fuerza y ganas de seguir… 

Quiero ayudarte a usar tu batería con inteligencia y sobre todo con conciencia.

Muchos dicen “ojalá el día tuviera más horas” Pero créeme, el día tiene las mismas horas para los que usan sabiamente el mindfulness en su negocio. Así que te explicaré cómo hacerlo tú.



Agrégame en Pinterest 📌



Cómo aplicar el mindfulness en tu negocio

1) Define objetivos alcanzables de forma diaria

Esto te ayudará a enamorarte de tu proceso y tener metas a corto plazo muy claras. Lo que te permitirá conocerte mejor con respecto a tu desempeño diario y plantearte descansos para mantenerte con la mente fresca.

2) Escucha a tu cuerpo, siempre te está hablando

Con esto me refiero a abrazar a tu ser, cada cierto tiempo tómate unos minutos para respirar y sentir el presente. Créeme cuando te digo que entiendo que a veces tu negocio y todos los pendientes, todas esas tareas, pueden llegar a consumirte. Pero aplicando el mindfulness evitará que te olvides de ti misma, porque al hacerlo estás dejando ir tu valor y te estás despegando de tu templo sagrado.

3) Enciende el modo “pausa”

Sí, sé que a veces estás en modo automático, pero el poder mágico de estar aquí y ahora contigo misma es vital para que puedas emprender tu camino, al amor y a tu misión de vida.

Por eso, aplicar el mindfulness te permitirá tomar descansos más efectivos entre las tareas de tu negocio para reponer energías y mantener tu espíritu vibrando alto y seguir motivada.



4) Conviértete en una persona más consciente

Cada situación que experimentas y vives con tu negocio son momentos y enseñanzas que se convertirán en pilares esenciales para que tu marca sea magnética, auténtica y con el impacto que quieres. Así que valora cada una de ellas y aduéñate de tu proceso.

5) Comparte tus logros con el mundo

No esperes a que tu negocio esté en el punto que más anhelas para contarle a todos tus resultados. Diariamente puede que aprendas algo nuevo, que alcances una nueva meta…



Image

Contárselo a tus amigos, seguidores y colegas, es una forma de manifestar tu medicina sagrada que es toda esa sabiduría que vas cultivando diariamente y le es útil a los demás. 

Aplicar el mindfulness en tu negocio es invertir fuerzas y conciencia en tu espiritualidad mientras juegas con las estrategias de mercadeo para construir una marca nacida en ese despertar, esa nueva conciencia y ese amor tuyo del que te estás empoderando hoy.

Porque el mindfulness es una forma de reconocer y darle más valor a cada acción que tomas para tu negocio en su camino hacia la prosperidad.

Y recuerda: Si tú estás conectada, tu marca está conectada.


Con cariño, Jo!

Leave a Reply

Your email address will not be published.